El gobierno sueco decidió eliminar todas las restricciones relacionadas con la pandemia. Tomó la decisión por el alto porcentaje de población vacunada y la menor peligrosidad de Ómicron.

Suecia eliminó desde hoy todas las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus debido al alto porcentaje de población vacunada y a la menor peligrosidad de la variante Ómicron.

Suecia se une así a Dinamarca, primer país de la Unión Europea (UE) en levantar todas las restricciones el pasado 1 de febrero, y ya no considera el Covid-19 una enfermedad “crítica” para la sociedad, aunque se mantiene el alto contagio en el país, con cifras récord.

Los bares y restaurantes podrán continuar abiertos a partir de las 23 horas y desaparecerán todos los límites de aforo en actos públicos, así como la recomendación de trabajar desde casa, de reducir los contactos en interiores y de usar mascarilla en el transporte público, que en Suecia nunca ha sido obligatoria.

Se mantienen no obstante algunos consejos como quedarse en casa si se tienen síntomas, cuarentena de cinco días para personal sanitario contagiado y evitar las aglomeraciones para los no vacunados.

Los viajeros procedentes de la UE y del Espacio Económico Europeo (EEE) podrán entrar libremente en Suecia sin tener que presentar un test de coronavirus.

El 83,8% de los suecos mayores de 12 años han recibido la pauta completa de la vacuna, y el 53,1% de los mayores de edad, la dosis de refuerzo.