Danae Olguín falleció tres días después de ingresar al hospital. Los médicos dijeron a la familia que fue por Covid, pero ahora se descartó esa posibilidad. «Podría estar viva, su muerte era evitable», dijo el abogado de la familia que denuncia mala praxis.

Se conoció este martes 25 de enero el resultado de la autopsia al cuerpo de la nena de 6 años, Danae Olguín, quien entró al hospital en Córdoba para ser atendida por un raspón en una pierna, pero tres días después murió y su familia denuncia mala praxis.

La familia de Danae Olguín, la niña que murió “shock cardiogénico irreversible”. En primera instancia, a los familiares les habían informado que Danae habían muerto por consecuencia del Covid-19.

Karen Baldobino, la madre de la niña, en declaraciones a La Voz del Interior, comentó: «Ahora, el estudio suma más elementos al caso. El corazón le dejó de latir por la gran infección que tenía”.

En esa línea, los abogados de la familia explicaron que el deceso “no se relaciona con Covid-19 sino con un cuadro infeccioso grave, un proceso inflamatorio que dio origen a que gran parte de los órganos empiecen a fallar”.

Por todo la controversia, los letrados pedirán que una Junta Médica estudie el caso y despejar todas las dudas.

Qué le pasó a Danae Olguín
La nena de 6 años ingresó al Hospital Municipal “Tomás Ponsone” de Coronel Moldes, su ciudad natal, el pasado 5 de enero por un raspón en su pierna. Sin embargo, luego fue trasladada a un centro de salud de Río Cuarto, donde finalmente falleció el 8 de enero.

La familia denunció que luego de ser trasladada, la menor no fue bien atendida. Tras la denuncia por mala praxis, el fiscal Daniel Miralles de Río Cuarto inició una investigación y se ordenó el allanamiento del hospital de Coronel Moldes.

En medio del escándalo médico, la Municipalidad de Coronel Moldes emitió un comunicado donde contó los pasos que siguió el hospital. Allí, cuentan que llegó al hospital el 5 de enero a las 11 de la mañana y fue atendida una hora después por la pediatra. «La medicó según lo que es de práctica conforme al cuadro que presentaba, prescribiéndose tratamiento ambulatorio, e indicándose a la madre que debería volver a traerla, si se presentaban determinados síntomas”, explicaron.

En ese sentido, consignaron que la niña se fue «caminando» del hospital, pero regresó a la tarde por “síntomas de agravamiento”, por lo que fue atendida a las 18 en la guardia, donde pidieron radiografías y laboratorio: “Ante el resultado de los estudios, se detecta un problema y se tramita la derivación con ambulancia al hospital de referencia -San Antonio de Padua en Río Cuarto- ya que cuenta con mayor complejidad que el nuestro. En la ambulancia, la menor fue acompañada por su abuela, ya que su mamá arrojó resultado de Covid positivo”..

En diálogo con Clarín, el abogado Zacarias Ramírez Rigo contó: «Las dudas de esta madre empezaron por la misma inconsistencia en el relato de los médicos. Primero le dijeron que Danae murió por una peritonitis, después que fue por una infección generalizada y finalmente le explicaron que fue por coronavirus».

«Siguiendo los protocolos de la pandemia, le entregaron el cuerpo en una bolsa y ni siquiera pudo verla para despedirse y mucho menos hacer un velorio”, dijo y agregó que finalmente el deceso fue por un “shock cardiogénico irreversible”: «En concreto, lo que hoy podemos saber es que Danae podría estar viva. Su muerte era evitable»., completó.

Fuente: Perfíl