La familia responsabilizó al hospital de Goya porque «no tomó con seriedad» el caso del menor.

Un niño de dos años de edad murió en Corrientes como consecuencia del envenenamiento producido por la picadura de un alacrán.

El ministerio de Salud Pública de la provincia de Corrientes confirmó hoy que un niño de dos años murió en el hospital pediátrico Juan Pablo II de la capital, luego de haber sido internado por la picadura de un alacrán en la ciudad de Goya.

El niño había sido derivado desde el hospital zonal Camilo Muniagurria de esa localidad, ubicada a 220 kilómetros de la capital provincial.

El accidente se produjo el viernes a las 20 en su casa del barrio Sur de Goya, y su familia concurrió por asistencia inmediata al centro de salud de la ciudad.

Según indicaron fuentes del caso, el niño pasó ocho horas bajo la asistencia del hospital local hasta ser derivado a la capital correntina.

La Dirección de Epidemiología de la provincia de Corrientes difundió que el menor tenía antecedentes de alergia.

En tanto, la familia del niño apuntó a las autoridades locales por la responsabilidad en la atención primaria.