En una asamblea en la que no participaron mujeres -a pesar de ser parte de la vida social e institucional de la entidad durante más de un siglo no gozaban de los mismos derechos que los varones- se aprobó que las mujeres del club dejen de ser «adherentes» y pasen a ser «socias plenas».

Después de 121 años, las mujeres podrán asociarse ahora al Jockey Club Rosario, una de las instituciones más tradicionales y ligadas a la historia de la ciudad santafesina, como socias plenas y no solamente como adherentes.

En una asamblea en la que no participaron mujeres, ya que a pesar de ser parte de la vida social e institucional de la entidad durante más de un siglo no gozaban de los mismos derechos políticos que los varones, se aprobó que las mujeres del Jockey Club dejen de ser «adherentes» y pasen a ser «socias plenas».

Así le informó este mediodía el presidente de la entidad, Charles Roberts, a Télam: «Esto es poner al club en el lugar que corresponde y en los tiempos que corresponden».

El Jockey Club definió, con el 99% de los votos a favor, ninguno en contra y un 1% de abstenciones, la aprobación de los nuevos estatutos que les darán acceso a derechos plenos a las mujeres.

«Estoy muy contento por este paso, es algo que nos pone orgullosos porque es lo que correspondía, que es adecuar el estatuto del club porque es lo que la vida social te exige, donde vos, yo y todos tenemos los mismos derechos entre hombres y mujeres», declaró Roberts, el presidente de la institución, que tiene una hija de 27 años que realizará el trámite para pasar de adherente a socia plena.