El avance de la vacunación con una tercera dosis se da en el marco de una suba sostenida de casos en Italia y otros países europeos que llevó a que algunas naciones vuelvan a imponer restricciones a la movilidad.

El Gobierno italiano empezó este lunes a vacunar con la tercera dosis a los mayores de 40 años, mientras se acerca al 85% de su población inmunizada contra el coronavirus.

Las 20 regiones italianas comenzaron a aplicar la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus (segunda para quienes recibieron el fármaco de la firma Janssen) a las personas de entre 40 y 59 años, luego de que el fin de semana las centrales Lacio y Toscana hayan tenido «muy buenas adhesiones» en la anticipación de los turnos.

Según cifras oficiales, 3.280.887 personas ya recibieron la tercera dosis en el país europeo.

Mientras tanto, según informa este lunes el sitio del Gobierno dedicado a monitorear la campaña de vacunación, el 84.59% de la población mayor de 12 años ya fue inmunizada contra la Covid-19.

El avance de la vacunación con una tercera dosis se da en el marco de una suba sostenida de casos en Italia y otros países europeos que llevó a que algunas naciones vuelvan a imponer restricciones a la movilidad, como las que rigen desde este lunes en Austria, y otras empiecen a evaluar que solo las personas vacunadas puedan acceder a algunas actividades.

«Esta semana decidiremos sobre la posible vacuna obligatoria para el personal sanitario», planteó hoy en esa línea el subsecretario de Salud de Italia, Andrea Costa, en declaraciones radiales.

El nuevo impulso a la campaña de vacunación se da además mientras el Gobierno tiene en agenda acortar la duración del denominado «pase verde» sanitario desde los 12 meses actuales tras la última dosis recibida hasta nueve meses, informan hoy los diarios Repubblica y Corriere.