La fiscal dijo que Ramiro Sagasta “era introvertido y probablemente no exteriorizó si padecía una amenaza o sentía angustia”. Misterio por la versión que dio el hombre antes de morir.

El caso de Ramiro Sagasta, ciclista que murió quemado mientras pedaleaba en una ruta en Salta, dio un giro inesperado en las últimas horas: un video incorporado a la causa muestra al hombre comprando combustible en una estación de servicio una hora antes del hecho, por lo que ahora crece la hipótesis sobre un suicidio.

Fuentes de la investigación sostuvieron que el Departamento de Criminología e Investigaciones del CIF trabaja en el análisis de cámaras de seguridad, tanto públicas como privadas, para establecer “si pudo tratarse de una decisión personal o si existió la intervención de terceras personas”.

Desde el Ministerio Público de Salta señalaron que, antes de morir, Sagasta llegó a contar que alguien lo había empujado de la bicicleta y luego lo roció con un combustible.

Por esa razón, en principio la investigación había sido direccionada a un posible homicidio vinculado a un ajuste de cuentas, dado que la hipótesis del robo quedó rápidamente descartada: la bicicleta y el casco del hombre, ambos de un elevado valor, permanecieron siempre en el área del foco ígneo y no pudo comprobarse un faltante de otros objetos personales de Sagasta.

Fuente: TN