La decisión prohíbe a los individuos no vacunados mayores de 12 años salir de sus casas excepto para actividades básicas como trabajar, comprar comida, o ir a inmunizarse.

El Gobierno de Austria anunció un confinamiento nacional a partir del lunes para todas aquellas personas que no se hayan vacunado contra el coronavirus, en un esfuerzo por contener la rápida propagación de la enfermedad en el país europeo.

La decisión prohíbe a los individuos no vacunados mayores de 12 años salir de sus casas excepto para actividades básicas como trabajar, comprar comida, ir a dar un paseo o a vacunarse.

Autoridades habían expresado su preocupación por la posibilidad de un colapso hospitalario por la creciente cantidad de pacientes con Covid-19 en la nación, que tiene una tasa de vacunación relativamente baja.

«Es nuestro trabajo como Gobierno de Austria proteger a la gente», dijo el jefe del ejecutivo, Alexander Schallenberg, a periodistas en Viena.

«Por lo tanto, decidimos que, desde mañana, habrá un confinamiento para los no vacunados», agregó, informó la agencia de noticias estatal APA.

El confinamiento, que comienza a la medianoche, afectará a unas 2 millones de personas en este país alpino de 8,9 millones de habitantes.