Las autoridades sanitarias reportaron 1.123 decesos y 36.582 contagios. Ante la agresividad de la variante delta y el bajo porcentaje de población vacunada, habrá vacaciones pagas y cierre de servicios no esenciales.

Rusia registró este miércoles otro récord de muertes por COVID-19, con 1.123 decesos en la última jornada, según los datos publicados por el centro operativo de lucha contra la pandemia de coronavirus.

Se trata del noveno día consecutivo por encima de las mil muertes por coronavirus y se registró en la jornada previa al inicio del confinamiento en la capital del país, Moscú, que se extenderá desde el fin de semana al resto del país. Incluirá 11 días de vacaciones pagas para los trabajadores y el cierre de todos los servicios no esenciales.

El mayor número de fallecimientos en la última jornada se registró en Moscú (91), en San Petersburgo (74) y en el territorio de Krasnodar (42).

En total, desde el inicio de la pandemia se han notificado 233.898 fallecimientos por la enfermedad infecciosa en el país, si bien las cifras oficiales sobre exceso de muertes en el mismo periodo triplican este número.

Rusia registró este miércoles otro récord de muertes por COVID-19, con 1.123 decesos en la última jornada, según los datos publicados por el centro operativo de lucha contra la pandemia de coronavirus.

Se trata del noveno día consecutivo por encima de las mil muertes por coronavirus y se registró en la jornada previa al inicio del confinamiento en la capital del país, Moscú, que se extenderá desde el fin de semana al resto del país. Incluirá 11 días de vacaciones pagas para los trabajadores y el cierre de todos los servicios no esenciales.

El mayor número de fallecimientos en la última jornada se registró en Moscú (91), en San Petersburgo (74) y en el territorio de Krasnodar (42).

En total, desde el inicio de la pandemia se han notificado 233.898 fallecimientos por la enfermedad infecciosa en el país, si bien las cifras oficiales sobre exceso de muertes en el mismo periodo triplican este número.