Inicialmente se requerirán vacunas para viajes «no esenciales», como los de turismo o para visitar a familiares. El requisito de vacunación no se aplicará a los viajes considerados «esenciales», que siempre han sido permitidos.

Estados Unidos abrirá a «inicios de noviembre» sus fronteras terrestres con México y Canadá a los viajeros vacunados contra el coronavirus que ingresen por motivos no esenciales, luego de 19 meses de cierre por la pandemia, anunció la Casa Blanca.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo la noche del martes a periodistas que la fecha precisa de entrada en vigor será anunciada «en los próximos días» para esos viajes por vía terrestre, así como para los viajes internacionales por avión, sometidos al mismo calendario y para los cuales la vacunación obligatoria había sido anunciada el 20 de septiembre.

«Irán de la mano», dijo este funcionario durante una conferencia telefónica, informó la agencia de noticias AFP.

Frente a la pandemia, Estados Unidos cerró sus fronteras desde marzo de 2020 para millones de viajeros provenientes en particular de la Unión Europea (UE), Reino Unido o China, más tarde de India o Brasil. Pero también para visitantes que llegan por tierra desde Canadá y México.

La restricción ha provocado situaciones personales dolorosas y perjuicios económicos. Respecto al cruce terrestre de fronteras, el funcionario dijo que el nuevo sistema se implementaría en «dos fases».

Inicialmente, se requerirán vacunas para viajes «no esenciales», como los de turismo o para visitar a familiares, y el requisito de vacunación no se aplicará a los viajes considerados «esenciales», que siempre han sido permitidos. Para la segunda fase, desde «principios de enero» de 2022, todos los viajeros deben estar completamente vacunados sin importar el carácter del viaje.