Creen que el agente retirado mandó a matar a Juana Rojas (52) porque ella quería divorciarse.

Dos sicarios. Cuatro balazos. Una mujer asesinada. Un ex policía detenido. El escenario de terror se registró en Corrientes y la víctima del femicidio fue Juana Rosa Rojas (52).

La Policía detuvo como instigador del crimen a su ex pareja, un policía retirado que hace seis meses había sido excluido de su casa por violencia de género.

El femicidio fue cometido por dos jóvenes que se movilizaban en una moto y llegaron hasta el pequeño quiosco de la víctima, que estaba conversando con una vecina cuando los desconocidos le pidieron cervezas.

Apenas la mujer traspuso el portón de rejas de su casa, que alcanzó a cerrar con llave, los atacantes le dispararon cuatro balazos con un revólver y escaparon sin llevarse nada. En el local de la víctima había dinero en efectivo, dijeron fuentes vinculadas a la causa.

El hecho ocurrió a las 22.30 del sábado y la ausencia de cámaras de seguridad en la zona, además de la escasa iluminación, impidieron hasta el momento obtener datos sobre los autores del ataque mortal.