La modelo podrá afrontar problemas legales al haber utilizado sin autorización un tango como leitmotiv de su mensaje proselitista.

Cinthia Fernández cerró su campaña electoral hacia las PASO del domingo generando polémica al hacer público un spot en el que baila en portaligas frente al Congreso de la Nación.

Pero no es el hecho de hacer campaña semidesnuda lo que le podría acarrear problemas legales: para el spot, usó la música de un clásico tango que hiciera famoso Tita Merello, por lo cual los herederos de sus autores formalizaron una denuncia ante SADAIC.

Según relató Guillermo Ocampo, director de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC), en la entidad se recibió el reclamo de los herederos de Francisco Canara e Ivo Pelay, autores de ‘Se dice de mí’, tango al que la modelo cambió la letra para su campaña.

Consultado por Teleshow, Ocampo explicó: «Si un partido decide usar música de una obra prexistente, tiene que pedir permiso al autor, y en caso de que el autor autorice ahí recién la pueden usar y es el autor quien pone las condiciones: podría no cobrar si quisiera o pedir dinero y también puede decir que no».

Tras señalar que «el uso de obras en campañas está sujeto a los mismos lineamientos que el uso de la música en cualquier otro tipo de modalidad», el directivo de SADAIC afirmó que partidos y candidatos «no asumen que la campaña no tiene que convertirse en el libertinaje de usar lo que quieren, se deben respetar los derechos de los involucrados, no hay derecho de adueñarse de una obra».