El ataque fue cometido la noche del miércoles, cerca de las 22 contra Miguel Albornoz, quien está acusado de integrar una banda de narcotraficantes.

Un hombre de 74 años que cumple arresto domiciliario acusado de integrar una organización dedicada al narcotráfico, y a quien el año pasado le asesinaron a su hijo, nuera y nieta, fue atacado a balazos en la casa donde reside, en la ciudad de Rosario, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El ataque fue cometido la noche del miércoles, cerca de las 22, contra Miguel Albornoz, alias «Caracú», quien cumple arresto domiciliario en la vivienda situada en Cullen al 1.100 bis, del barrio Empalme Graneros, en la zona oeste de Rosario, consignaron a Télam las fuentes.

Según la pesquisa, el hombre, que está acusado de integrar una banda dedicada al narcotráfico y es pariente de las víctimas de un triple homicidio ocurrido en febrero del año pasado, fue llamado por su nombre por una persona que se acercó a la puerta del domicilio.

Cuando Albornoz se acercó, el hombre que estaba en la puerta le disparó y escapó a bordo de una moto que lo esperaba y que era conducida por un cómplice.

Al menos dos tiros dieron en la pierna derecha de «Caracú», aunque según el informe médico las lesiones no ponen riesgo a su vida. En la escena del ataque la policía encontró siete vainas servidas, calibre 9 milímetros, añadieron los voceros.

Para la pesquisa tanto el triple homicidio como el ataque de del miércoles contra «Caracú» Albornoz fueron ejecutados por miembros de bandas dedicadas al narcotráfico que se disputan territorios en zonas barriales de Rosario.