Salud acondicionó los hospitales provinciales para evitar colapsos. En otros países, la llegada de la variante disparó los contagios entre los chicos.

La referencia es clara: en los países en los que Delta se convirtió en la variante predominante de Covid los contagios y las internaciones se dispararon en la edad pediátrica. Sucedió en el Reino Unido, en Israel y en algunos distritos de Estados Unidos ¿El motivo? Los chicos no están vacunados y eso ocurre en la mayoría de las regiones del mundo.

Aunque por ahora en Argentina no se determinó la circulación comunitaria de esa mutación (originaria de la India) es algo que puede pasar de un momento a otro, tal como lo indicaron infectólogos, epidemiólogos y hasta la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien dijo esta semana que frenar el ingreso de Delta es imposible, aunque sí se puede retrasar su multiplicación y ganar tiempo con la campaña de vacunación.

Con esos datos en la mano (y teniendo en cuenta que en Córdoba y Buenos Aires están aumentando día a día los contagios por Delta) Santa Fe decidió duplicar la cantidad de camas en terapia en los hospitales que atienden a bebés, niños y adolescentes. Lo hicieron en el José María Cullen en Santa Fe, en el Zona Norte en Rosario, y en efectores de Venado Tuerto y Rafaela.

«Lo deseable es que no tengamos que recurrir a esas camas pero no podemos soslayar lo que pasa en otras partes del mundo y por eso nos preparamos, nos anticipamos a una posible situación donde los chicos se vean especialmente afectados por el Covid», dijo Rodrigo Mediavilla, director del Tercer Nivel de Salud de la provincia.

Fuente: La Capital