Más de medio millón de personas podrían escapar de los talibanes

El papa Francisco pidió que más países reciban a los refugiados que huyen de Afganistán después del regreso al poder de los talibanes.

«En estos momentos de agitación, cuando los afganos buscan refugio, rezo por los más vulnerables entre ellos; rezo por que muchos países den la bienvenida y protejan a aquellos que buscan una nueva vida», dijo Francisco este domingo tras la oración del Ángelus.

El Papa también rezó por aquellos afganos que decidieron quedarse en el país «para que puedan tener la asistencia y protección necesarias».

«Que los jóvenes afganos reciban educación, un activo esencial para el desarrollo humano, y que todos los afganos, ya sea en casa, en tránsito o en los países de acogida, vivan con dignidad, en paz y en fraternidad con sus vecinos», afirmó.

Los talibanes retomaron el control de Afganistán en una rápida ofensiva que les permitió llegar a Bagdad a mediados de agosto y poner fin a veinte años de intervención aliada coordinada por Estados Unidos.

El regreso de los talibanes empujó a miles de afganos ‒excolaboradores de las tropas extranjeras y representantes de minorías perseguidas‒ a intentar huir del país agolpándose en el aeropuerto de Bagdad, donde también hubo atentados del ISIS-K.

La evacuación fue coordinada por el ejército estadounidense hasta el 31 de agosto, fecha límite pactada con el nuevo gobierno talibán.

La alta comisionada adjunta de la ONU para los Refugiados (Acnur), Kelly Clements, advirtió a fines del mes pasado que, en el peor de los escenarios, hasta 515.000 refugiados podrían huir de Afganistán en lo que resta del año.

Fuente: Página 12