La provincia avanzó en los últimos seis meses en la concreción de políticas de género que no solo surgieron del Ejecutivo, sino también de la Legislatura provincial, que tiene un rol preponderante a la hora de aprobar y presentar iniciativas en la materia.

La pandemia de coronavirus no fue obstáculo para que la provincia de La Pampa avanzara en los últimos seis meses en la concreción de políticas públicas de género, que no solo surgieron del Ejecutivo pampeano sino también de la Legislatura provincial, que tiene un rol preponderante a la hora de aprobar y presentar iniciativas en la materia.

La iniciativa más reciente es la que anunciaron Gobierno nacional y provincial: la firma en los próximos días de un convenio para implementar en ese distrito un programa de asistencia económica para mujeres víctima de violencia de género, con un salario mínimo, vital y móvil fijado en 16.875 pesos y el objetivo de construir un refugio en la capital pampeana, destinado a contener a las madres, niños y niñas en situación de violencia de género.

La secretaria de la Mujer, Liliana Robledo confirmó que el convenio incluye recursos para que en Santa Rosa, la capital pampeana, se construya un refugio destinado a mujeres y sus hijos o hijas en situación de violencia, que tendrá la particularidad de ser un centro de atención de las políticas de género, en un trabajo tripartito entre la Nación, la provincia y el municipio.

Por otra parte, durante el aislamiento impuesto por la pandemia, el incremento de causas por violencia de género aumentó al tiempo que se registraron más denuncias y femicidios en todo el país y La Pampa no fue la excepción: casi el 40 por ciento de las condenas durante la pandemia fueron por causas por violencia de género y doméstica, desde amenazas o lesiones, hasta abusos o incumplimiento de restricciones, entre otras.

En este sentido la Legislatura pampeana volvió a tener presencia activa en la generación de políticas públicas para el abordaje de una problemática social y cultural tan compleja y concreta como la violencia de genero, con una iniciativa del diputado radical Marcos Cuelle que luego hizo propia su bloque y que propone la creación de un registro único de personas violentas, con condena firme.

Por otro lado, la Dirección de Políticas de Género y Diversidad de la Municipalidad de Santa Rosa anunció que para dar cumplimiento a la ordenanza que otorga una oportunidad laboral para personas travestis, transexuales y transgénero, recibió currículums de quienes estuvieran interesadas en acceder a esta posibilidad laboral.