El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que «es un logro realmente extraordinario» pero que no se detendrán «hasta que el número sea cero».

Luego de ser el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, Nueva York logró controlar los contagios y registró un solo muerto en las últimas 24 horas, la cifra más baja hasta el momento.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró durante su habitual conferencia de prensa sobre la pandemia que no se detendrán «hasta que ese número sea cero».

Además destacó que, teniendo en cuenta el avance del virus en todo el mundo, lo de Nueva York «es un logro realmente extraordinario».

Pese a que Nueva York -donde las muertes diarias llegaron a alcanzar las 800- ya no es el estado con un mayor número de contagios, sigue como el más golpeado en cuanto a fallecidos en el país, con 33.087, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, mientras que el total de decesos en Estados Unidos se acerca a los 200.000.

El gobernador neoyorquino indicó que 458 personas seguían hospitalizadas debido al virus, de las que 134 estaban en la unidad de cuidados intensivos y 66 de ellas intubadas, seis más que el día anterior.