La mendocina del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti aseguró que en Twitter difundieron datos de senadores y amedrentaron a la vicepresidenta. La oposición manifestó su repudio.

La senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti denunció ayer a la noche durante el debate de la reforma judicial que en redes sociales hubo «amenazas de muerte» contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y publicación de «teléfonos y direcciones» del oficialismo.

La mendocina indicó que un «un ciudadano cordobés» amenazó «de muerte» a la presidenta del Senado y que «se han creado dos cuentas en redes que han publicado teléfonos particulares» y «direcciones» de domicilio particulares de los senadores y sus familiares.

La senadora pidió la palabra cuando se preparaba para dar su discurso de cierre de la sesión el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, a quien luego le pidió una interrupción el opositor Martín Lousteau, pero se la negó.

Más tarde, antes de la votación, Lousteau indicó: «Pedí la interrupción precisamente para sumar nuestro repudio a las amenazas y a la publicación de los teléfonos. Entiendo que Twitter ya ha bloqueado esas cuentas».

Tras recordar que «esto ocurrió anteriormente» en el debates como el de la legalización del aborto, sostuvo que «no es la manera de debatir en democracia» e hizo un llamado a «cuidar las formas» entre los propios senadores.