Un hombre que violó tres veces la cuarentena en Mendoza recibió una condena ejemplar: le dieron un año de prisión en suspenso y deberá cumplir 200 horas de trabajo comunitario en el Hospital Notti.

El condenado es Edgardo Ribi, quien rompió el aislamiento en tres oportunidades diferentes. Las infracciones ocurrieron los días 2, 10 y 15 de abril.

El hombre quedó detenido en la Penitenciaría Provincial, desde donde aguardó el avance de su causa.

Esta mañana la jueza del Juzgado Penal Colegiado Cristina Pietrasanta condenó a Ribi a un año de prisión en suspenso y 200 horas de trabajo comunitario en el Hospital Notti.

La pena fue fijada por el defensor del imputado y el fiscal Fernando Giunta, en un juicio abreviado en el que el hombre se declaró culpable.

La audiencia se llevó a cabo de forma virtual. Es la primera persona condenada a cumplir trabajo voluntario por haber violado el aislamiento.

Fuente: TN