El jefe de Estado, brindó una entrevista en TN, en la cuál aseguró: «No podemos dejarnos llevar por la ansiedad».

En tanto, el Gobierno nacional evalúa el futuro del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y las próximas medidas a realizarse en el territorio argentino. También se refirió a la polémica liberación por los presos, y asintió «Si un juez hizo algo indebido deberá dar explicaciones».

Alberto Fernández, encabezó una importante reunión en Olivos en la que recibió el apoyo tanto de los grupos de empresarios, como de trabajadores, con respecto a la propuesta de renegociación de la deuda.

Por otra parte, sobre la flexibilización del aislamiento social asintió que no podemos decidir abruptamente y «tirar por la borda el esfuerzo de todos». Además asintió que para poder pasar a la siguiente etapa será requisito que el contagio tarde más de 25 días en duplicarse.

El mandatario también habló sobre las repercusiones económicas: «A todos nos preocupa, pero también la salud de la gente. Los argentinos tenemos que pasar ésta pandemia con el menor dolor posible. No quiero que la urgencia por trabajar termine contaminando un barrio». 

También sostuvó que evaluará la situación del brote hasta último momento y volvió a defender un levantamiento «gradual» del aislamiento preventivo:»Tenemos que ir levantando de a poco la cuarentena para volver a la normalidad. El lunes quiero ver en qué punto estamos.»

Además se refirió al contexto que atraviesa el mundo: «La pandemia dio vuelta al mundo, no solo nos complicó a nosotros. Va a haber más de 40 países en default. «Hay un derrumbe sostenido de todas las bolsas».

Finalmente, explicó que el equipo de trabajo que lidera pretende construir «Una Argentina que crezca, se desarrolle y que tenga una deuda sustentable».