En el primer día de solicitud de los créditos a tasa cero, alrededor de 80 mil monotributistas y autónomos iniciaron el trámite a través del sitio web de la AFIP, que tuvo dificultades algunas horas por la enorme demanda así como las páginas web de los bancos.

De acuerdo a los datos del fisco, siete de cada diez personas que comenzaron a tramitar el préstamo cuentan con tarjeta de crédito, el único canal por el cual se acredita el monto solicitado, que tiene un tope máximo de 150 mil pesos.

Hasta el momento, el monto promedio de los créditos tramitados ronda los 100 mil pesos.

Los préstamos se dan a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y quienes lo obtengan contarán con un período de gracia de 6 meses para pagarlo en cuotas sin interés. Recién a partir de octubre se empieza a abonar.

Se puede solicitar hasta un 25% de los ingresos anuales declarados, con sólo indicar el número de tarjeta de crédito y el banco correspondiente. Cuando se apruebe el beneficio será depositado en la cuenta del titular y quienes no cuenten con un plástico podrán elegir una entidad para tramitar una tarjeta de crédito o abrir una cuenta a la vista para compras en comercios.

El monto del crédito se depositará en la tarjeta de crédito en 3 cuotas iguales y consecutivas. El otorgamiento no depende del patrimonio del titular, por lo que la AFIP no realizará ningún cruzamiento de datos patrimoniales, porque no son vinculante para tener el beneficio.

Una vez obtenido el préstamo, no se podrá adquirir dólares con ese dinero.

Fuente: TN