Necesitan la aprobación de la cartera de Salud de esa Provincia. También de ANMAT, pero principalmente el apoyo financiero.

Ante la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, la empresa tucumana Pilot Endoscopy desarrolló un respirador artificial y de acuerdo con sus directivos, la compañía cuenta con la capacidad de fabricar 1.200 unidades en menos de 45 días.

Para concretar esta apropuesta necesitan las aprobaciones finales del ministerio de Salud de la provincia y de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), pero principalmente necesitan financiamiento.

La empresa fundada por Juan José Torres, radicada en Yerba Buena, se dedica a la producción de instrumental médico. Para poder llevar a cabo su plan de fabricar 1.200 respiradores, necesitaba de una gran inversión para traer insumos desde China.

El diseñador industrial y director general de la empresa Fernando Figueroa manifestó que “para empezar a fabricar los respiradores estamos transitando dos etapas paralelas. Se presentó la ampliación del rubro a clase de riesgo III ante ANMAT y paralelamente se está trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud provincial para validarlo y poder ponerlo a disposición».

“La provincia, según cálculos optimistas, dice que 10.000 personas podrían contagiarse y de ahí un 5 por ciento necesitaría asistencia ventilatoria mecánica. Sabemos que actualmente Tucumán cuenta con 250 respiradores y necesitaría, mínimo, 700”, aclaró Figueroa.

“Actualmente estamos trabajando al 100% para poner en marcha la producción. Con el capital que obtengamos compraremos luego más insumos en cantidad. Nuestra idea es llegar a producir 1.200 respiradores para la provincia”, afirma.

Por  último el director de Pilot, anheló que el proyecto «pueda salir cuanto antes, le estamos poniendo mucha dedicación y mucho tiempo. Los respiradores artificiales son un elemento clave en esta pandemia. «Hoy hay un faltante mundial, hay 190 países que los necesitan”, concluyó