El perímetro está cercado por policías. Los tiros se escuchan a dos cuadras. Los presos subieron a las terrazas de los pabellones.

Graves incidentes se registran este viernes por la mañana en la cárcel de Devoto, donde hay 1694 detenidos y esta semana se confirmó el primer caso de coronavirus en un agente penitenciario, lo que implicó el aislamiento preventivo de otros seis compañeros de turno.

El clima se puso muy caliente a partir de las 8 de la mañana, cuando varios presos se subieron a los techos y comenzaron a protestar. También se registran algunas llamas en los pasillos de los pabellones.

Dentro del penal varios de los detenidos denuncian que faltan medidas de higiene y prevención de cara al avance de la pandemia por el coronavirus.

Cabe señalar que  el 28 de marzo, un empleado penitenciario presentó una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal y allí marcaba que eran 15 los trabajadores de la salud «sospechosos» de haber contraído el virus que estaban bajo observación y que algunos de ellos ya habrían dado «positivo» al test.

La cárcel de Devoto, inaugurada en 1927, es el único establecimiento penitenciario que perdura en la ciudad de Buenos Aires, aunque las autoridades planean trasladar a los casi 2.000 detenidos al penal que se está construyendo en Marcos Paz.

Fuente: Clarín