Personas desconocidas hurtaron cables en una estación transformadora de Transnoa y provocaron un corte de energía eléctrica en las ciudades de Santiago, La Banda y Las Termas de Río Hondo.

El acto de vandalismo se tradujo en un corte del abastecimiento eléctrico entre las 16.45 y las 17.30 cuando se pudo comenzar a normalizar el servicio.

El daño ocasionado inhabilitó las líneas de 132 kV que abastecen a amplios sectores de las ciudades mencionadas y Edese se vio obligada a realizar maniobras en la red de distribución para brindar el servicio eléctrico mediante líneas alternativas.