El Concejo Deliberante de Córdoba aprobó este viernes el uso obligatorio de los barbijos y tapabocas para todas aquellas personas que circulen por la vía pública.

La medida fue impulsada por el oficialismo y por ediles de la oposición en distintos proyectos. Se espera que sea ratificada este mismo viernes por el Ejecutivo municipal.

Según informaron desde el cuerpo legislativo, la exigencia regirá partir de esta medianoche en el transporte público de pasajeros y a partir del lunes próximo para todo aquel vecino que circule por la vía pública.

La ordenanza establece el «uso obligatorio de dispositivos de protección que cubran nariz, boca y mentón, tipo barbijo casero o social, tapaboca o cobertor de tela, mascarillas, o elementos de producción casera» para circular, ingresar y permanecer en cualquier espacio público.

En tanto, los barbijos denominados N95 y otros similares de uso profesional en el ámbito de la salud, quedan reservado exclusivamente para el personal que cumpla servicios en establecimientos de salud, algo criticado por la concejal del FIT, Laura Vilches.

Quienes no cumplan con la ordenanza serán sancionados según el régimen previsto en la ordenanza Nº 12.468, tras la modificación al Código de Convivencia Ciudadana impulsada por el oficialismo en esta sesión. Es decir que la sanción iría desde las dos Unidades Económicas Municipales (UEM) hasta las 12.000: de $951,84 a $5.711.040 inclusive.