Fue organizada por una madre y su hija. La convocatoria se realizó por redes sociales, entre los detenidos hubo menores de edad.

Un total de 41 personas, entre ellas varios menores de edad, fueron detenidas en la provincia de San Luis por violar la cuarentena para asistir a una fiesta a la que habían sido convocados a través de WhatsApp y Facebook.

El evento había sido organizado por una mujer y su hija en su propia casa, en la ciudad puntana de Villa Mercedes. En medio de la pandemia de coronavirus y con el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno para frenar su avance, los vecinos llamaron a la policía y denunciaron a las anfitrionas por los ruidos molestos que generaron con su fiesta.

Según informó la Policía de San Luis en un comunicado de prensa, las detenciones se produjeron alrededor de las 3, en una vivienda situada en el pasaje Justo Daract entre Suipacha e Italia, de Villa Mercedes, a 90 kilómetros de la capital de San Luisa.

Los efectivos llegaron hasta el domicilio cerca de las 3 de la madrugada del domingo y se encontraron con los 41 invitados que habían roto la cuarentena para asistir a la reunión, a la que asistieron 23 menores de edad.

El operativo se extendió hasta casi las 10 de la mañana y se realizaron en el lugar las pruebas de alcoholemia, 38 de las cuales dieron positivo. Los asistentes fueron notificados del acta correspondiente y liberados en el transcurso del día, con excepción de un hombre que quedó detenido por averiguación de antecedentes.