Los ocho jóvenes condenados por el crimen, cinco a cadena perpetua y tres a 15 años de prisión, saldrán de la cárcel para una audiencia oral para argumentar los recursos que cada una de ellas presentó tras el fallo de febrero.

Como se sabe, cinco de los ocho rugbiers juzgados por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero del 2020 a la salida de un boliche de la localidad balnearia de Villa Gesell, fueron condenados a prisión perpetua como coautores del homicidio, mientras que los otros tres recibieron la pena de 15 años de prisión por haber sido considerados partícipes secundarios

La condena fue dada a conocer en febrero pasado por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores, que entendió en un fallo unánime que Máximo Thomsen (23), Ciro Pertossi (22), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23) y Luciano Pertossi (21) fueron coautores del delito de «homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado por dos o más personas y por alevosía en concurso ideal de lesiones leves», cuya única pena posible es la prisión perpetua.

Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia entendieron además que Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23) y Lucas Pertossi (23) fueron «partícipes secundarios» del mismo delito y se les aplicó una pena de 15 años de prisión.

Ahora, se supo que los ocho condenados saldrán de la cárcel por primera vez tras la decisión condenatoria de la Justicia, ya que el Tribunal de Casación Penal bonaerense fijó para el 15 de agosto próximo una audiencia oral para que las partes del proceso acompañen las articulaciones recursivas que cada una de ellas presentaron tras el fallo de febrero pasado.

La Sala II de dicho tribunal, integrada por los jueces Mario Kohan, Fernando Mancini Hebeca y María Florencio Budiño, dispuso que la audiencia se lleve a cabo a partir de las 11 de ese día en el primer piso de la sede judicial de calle 43 al 874 de La Plata.

Fuente: Minuto Uno