Antonio de la Cruz, estilista de Salta comenzó cortando el pelo ad honorem en comedores y luego implementó la iniciativa cuando inauguró su propio local.

“Niños con Síndrome de Down no pagan”, se lee una leyenda pintada de rojo en una peluquería en Salta que se viralizó en las últimas horas. Aunque esto se conoció recién, desde 2018 que realizan esa iniciativa solidaria a todos los que pasen por allí.

Santo Antonio de la Cruz tiene 47 años y es dominicano, pero hace 16 años que vive en la Argentina. Su mamá llegó al país en 1993 e incentivó a sus cinco hijos a venir para acá.

En su paso por Buenos Aires conoció al amor de su vida, que le planteó la posibilidad de irse a vivir a Salta. Él tenía un trabajo estable como diseñador gráfico que le permitía enviar dinero a sus hijos en República Dominicana y renegaba de viajar. Sin embargo, poco tiempo después su mujer lo convenció, renunció y se mudaron al norte a “vivir una vida más tranquila”.

Había pasado por varios trabajos hasta que un día decidió estudiar Barbería. “Algo sabía, pero quería tener el título y abrir mi propio local”, dice Antonio. Con mucho esfuerzo en 2018 pudo poner en pie su peluquería en la capital salteña y desde entonces hace cortes solidarios a niños con Síndrome de Down, inspirado en su hija.

Fuente: TN