Tras el video de la polémica en el que se filmó con sus hijos sin cinturón, en Vicente López le exigirán cursos de seguridad vial y estudios para permitirle seguir teniendo el registro

Luciano Casto sigue en el ojo de la tormenta. Luego del polémico video que compartió el fin de semana en su cuenta de Instagram, donde acumula más de un millón de seguidores, el actor fue tildado como un conductor irresponsable por consumar una imprudencia al volante mientras manejaba con su actual pareja, Flor Vigna, y sus dos hijos, Fausto y Esperanza, ambos sin cinturón de seguridad.

Ahora, lo citarán desde el municipio de Vicente López, ya que allí tiene radicado su registro por ser un ex vecino del distrito, para que realice una evaluación psicofísica y cursos que le permitirán revalidar su carnet.

Todos suponían que la transgresión iba a quedar puertas adentro o en la nada misma por tratarse de una persona mediática que utilizaba las redes sociales para divertirse y exhibir su paseo familiar, un domingo por la tarde. Sin embargo, la situación escaló a mayores cuando la Agencia de Seguridad Vial (ANSV) le exigió al distrito de la zona norte, una suspensión temporal de la licencia hasta que el actor se presente a realizar los test psicológicos correspondientes.

«Con este video, Luciano Castro quiso compartir un momento de felicidad en familia. Pero sin proponérselo nos dio pie para señalar todo lo que está mal en términos de seguridad vial. Quizás pueda servirle a Luciano y a sus seguidores para pensarlo dos veces la próxima vez», escribió el actual director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, para repudiar el hecho y además, para dejar un mensaje pedagógico en función de lo que muestra la filmación. «Un choque o una frenada brusca podrían haber generado una tragedia», destacó

Fuente: Clarín