El estruendo se produjo sobre las 10:50 de la mañana, hora local (14:50 GMT), y provocó el derrumbe de parte de la fachada del edificio en la capital de Cuba. El régimen castrista atribuyó la tragedia a “un escape de gas” y su líder, Miguel Díaz-Canel, visitó el lugar. Hay 13 personas desaparecidas y más de 30 hospitalizadas

Al menos ocho personas murieron por una fuerte explosión que afectó este viernes gravemente al hotel Saratoga de La Habana. El régimen cubano dio el balance oficial y atribuyó el incidente a un “escape de gas”.

El hotel no estaba abierto al público pero en su interior había varios empleados. Según informó el delegado del grupo Gaviota en la región occidental, Roberto Enrique Calzadilla, el establecimiento estaba poniéndose a punto para reabrir sus puertas. En el momento del siniestro había varios trabajadores, así como un grupo de directivos que estaban reunidos

“El Primer Secretario del Partido en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, explica que hasta el momento se ha podido confirmar la muerte de cuatro personas. Continúan los trabajos de búsqueda y rescate en el hotel, donde todavía es posible que haya personas atrapadas”, publicó en Twitter la cuenta de la Presidencia de Cuba, antes de que se confirmaran cuatro muertes más y se informara que hay una “treintena de personas hospitalizadas”. También se indicó que hay 13 personas desaparecidas

El estruendo se produjo sobre las 10:50 hora local (14:50 GMT) y provocó el derrumbe de parte de la fachada del edificio, afectado también por un incendio que generó una gran columna de humo.

El bajo, la primera y segunda plantas del edificio -de seis pisos- quedaron gravemente afectados por la explosión, que echó abajo la fachada, provocando una lluvia de cascotes sobre la calle. La montaña de escombros en la acera supera la altura de una persona. Las plantas superiores también sufrieron daños.

Equipos de emergencia, bomberos y militares se desplazaron hasta el lugar de los hechos. El mandatario Miguel Díaz-Canel también se trasladó al hotel.

Según medios oficiales, Díaz- Canel aseguró que “no ha sido una bomba ni un atentado”, sino “un lamentable accidente”.

Fuente: INFOBAE