Este domingo, una unidad de la empresa de transporte urbano ERSA fue sustraída de la esquina de Batalla de Cepeda y Duarte Quirós por un niño de 12 años, quien la condujo por cerca de 30 cuadras hasta abandonarla en barrio Los Plátanos.

En el camino, no se registraron personas lesionadas, pero sí por lo menos un par de vehículos dañados, según explicó la misma vocera de la empresa, Antonela Moriconi, en diálogo con Radio Universidad.

Según narró, el chofer dejó detenido la unidad en la esquina de Batalla de Cepeda y Duarte Quirós, tras sufrir un desperfecto técnico.

Por protocolo, lo dejó con la llave puesta, a la espera del arribo del servicio de auxilio mecánico.

Sin embargo, en ese lapso, el coche fue arribado por el niño.

«Siempre quedan con la llave puesta por protocolo; lo extraño es que roben una unidad», destacó Moriconi, quien aclaró que la puerta del coche estaba cerrada.

ERSA sustraído por un niño

La vocera indicó que se están realizando las averiguaciones correspondientes con el chofer, para reconstruir los hechos.

Precisó Moriconi que hasta el momento, sólo se han radicado dos denuncias de daños en vehículos. 

Cámaras de seguridad registraron algunos de dichos daños.

Al tratarse de un niño, SENAF tomó intervención y fue acercado a su familia. La denuncia es por «hurto», según precisó la vocera de ERSA.