China informó este miércoles por primera vez más de 20.000 casos diarios de Covid-19, la mayoría de ellos en la capital económica Shanghai, donde autoridades dijeron que permitirán a algunos padres permanecer junto a sus hijos infectados durante su aislamiento.

La Comisión Nacional de Salud de China informó de 20.472 contagios en su último balance, que supera incluso las cifras del primer brote de la pandemia detectado en la céntrica ciudad china de Wuhan, hace dos años.

A diferencia de entonces, la mayoría de casos fueron asintomáticos y las autoridades sanitarias no reportaron ninguna muerte debido al coronavirus.

Desde que contuvo el primer brote de Wuhan, China viene aplicando la misma estrategia de cero covid, que integra confinamientos localizados, test masivos y severas restricciones a los viajes internacionales, lo que llevó a números de contagios muy bajos.

Sin embargo, desde marzo los casos fueron creciendo hasta alcanzar los miles diarios en las semanas recientes debido a la entrada de la contagiosa variante Ómicron a su territorio.

Son cifras de contagios bajas respecto a la mayoría de países del mundo, especialmente teniendo en cuenta su población, pero ponen a prueba la estrategia de tolerancia cero con el coronavirus China, uno de los pocos países en mantener este enfoque.

Más de 80% de las nuevas infecciones nacionales, un total de 17.077, correspondieron a Shanghai, aunque solo 311 de ellas fueron sintomáticas, dijeron autoridades de la ciudad más poblada de China, informó la agencia de noticias AFP.

La urbe de 25 millones de habitantes entró en un confinamiento por fases la semana pasada que provocó escenas de pánico en los supermercados y testeos masivos en algunas zonas.

Las autoridades extendieron ayer por tiempo indefinido el confinamiento de Shanghai, que ya acumula unos 90.000 casos de transmisión local desde el comienzo de su brote, el mes pasado.

Las instalaciones para aislar a los infectados siguen llenándose de nuevos casos y las autoridades mantienen sus estrictos protocolos sanitarios que incluyen la separación de bebés contagiados de sus padres si estos dan negativo.

Este miércoles, sin embargo, el gobierno municipal autorizó al menos a algunos padres a acompañara a sus hijos infectados con Covid-19, en una excepción a la regla que requiere el aislamiento de cualquier positivo.

Un funcionario de Salud local dijo en conferencia de prensa que los padres podrán solicitar por escrito acompañar a hijos con «necesidades especiales» si son plenamente conscientes de los riesgos que esto entraña y firman un acuerdo en ese sentido.

Los padres deben usar tapabocas, comer en horarios distintos que los chicos, evitar compartir cosas con ellos y seguir las regulaciones al pie de la letra, dijo la doctora Wu Qianyu, de la Comisión Municipal de Salud de Shanghai.

El malestar en la población crece por la falta de alimentos y la restricción de movimientos a medida que se alarga el confinamiento.

El brote, por otra parte, está impactando la economía y los analistas están recortando las previsiones de crecimiento ante el cierre de fábricas y el confinamiento de millones de consumidores.

Fuente: Télam