Este viernes, cuando se juegue Central Córdoba – Huracán por la Copa de Liga Profesional, se convertirá en la primera narradora principal de un partido de fútbol masculino en la máxima división nacional.

Lola del Carril tiene 23 años y es oriunda de Vicente López. Se formó como comunicadora social y sus redes sociales están colmadas de fotos con amigos. Hasta acá, una mujer como tantísimas otras. Pero lo que diferencia a Lola de ese extracto es su rol como relatora de fútbol. Viene de narrar el primer Superclásico femenino en el campo principal de un club argentino, el Monumental y también relató el Perú-Paraguay de las Eliminatorias. Hasta ahí un montón, pero no todo porque este viernes se convertirá en la primera mujer en la historia nacional en relatar un partido de fútbol masculino de Primera.

Desde las 19 podrá escucharse la voz de Lola en Central Córdoba – Huracán, partido de la octava fecha de la Copa de la Liga Profesional, para materializar ese hito que comenzó desde pequeña, cuando como hobbie relataba cualquier escena de la vida, aunque en especial los partidos de hockey en CUBA. Sus amigas se divertían y eso la estimulaba a hacer eso que otras no hacían.

“Siempre fui de relatar momentos, como asados con amigas, partidos de hockey, amistosos de fútbol desde la tribuna. Siempre sentí esa naturalidad y pasión por retratar”, contó Lola en una entrevista con el sitio web de la Universidad de Lomas de Zamora. Allí añadió: “En 2019 me empezó a picar el bichito de hacerlo realidad y materializarlo. No sabía cómo insertarme ni por dónde empezar hasta que me anoté en un curso de relato y comentario. Ahí se destrabó algo, quizás un miedo, una inseguridad, una incomodidad, y por primera vez sentí que estaba por cumplirlo”, destacó.

Lola despertó el interés de los tanques del relato. Mariano Closs, por mencionar al que ella califica como “el número uno indiscutido”, la elogió en pleno vivo de su programa en ESPN. Pero para llegar hasta acá, claro, transitó un camino que tuvo mucho de tolerancia en pos de lo que deseaba, pero que no soñaba porque “yo relataba medio en joda, medio en serio, pero nunca con la idea de poder materializarlo porque no podés soñar algo que no habita en el imaginario social o que no existe”.

Y es que ella misma se cuestionaba si alguien, aunque sea una persona, elegiría a una mujer para que le cuente las instancias de un partido. “Tenía muchas amigas que me decían: ‘La vas a romper porque no hay mujeres, es disruptivo’. Eso, en algún punto, describe el paisaje mediático de Argentina, hay una cuestión diferencial de género. Las trabas empezaron conmigo misma, que soy una persona que consume mucho fútbol y, desde que nací, sólo escuché a (Mariano) Closs, Miguel Simón, (Sebastián) Vignolo, (Rodolfo) De Paoli y otros. Todos hombres. Al comienzo, yo pensaba: ‘¿Quién va a querer mirar fútbol relatado por una mujer?’”, reconoció.

Fuente: TN