El episodio se asoció con otro vivido horas antes por el mediático y su pareja, cuando tuvieron que defenderse de una agresión.

L-Gante fue protagonista de un confuso episodio y debió concurrir al hospital, donde le realizaron curaciones y estuvo acompañado por su mujer Tamara Báez y por su mamá, Claudia, según trascendió a través de las redes sociales.

Fue la periodista Maite Peñoñori quien contó en sus redes: “Se fracturó L-Gante y terminó con yeso en el brazo derecho. Estuvo ayer en la clínica Güemes en Luján con su mujer Tamara”. Aunque no se supo exactamente qué le había pasado, de inmediato el episodio se asoció con otro vivido horas antes por el mediático y su pareja, cuando tuvieron que defenderse de una agresión.

Tamara había mostrado en sus historias sus manos con la uñas rotas y con sangre y escribió: “Cosas que pasan cuando quieren tirar un botellazo a Elian y encima defienden a su primo el más chorro”. Sin embargo, la mamá de Jamaica no contó si dicha pelea tenía que ver con la fractura que sufrió el intérprete.

Por su parte en sus redes sociales el musico compartió una foto de él en la cama muy sonriente con su pequeña hija, donde se llega a ver parte del yeso o venda que tiene en su brazo derecho, lo que daría cuenta del accidente relatado por la panelistas de Intrusos.

Hace unos días se dijo que el cantante había sido denunciado por una pelea callejera. En diálogo con Luis Ventura su representante, Maxi el Brother había contado: “Lo viven denunciando, es gente que busca fama. La gente por que lo nombren en un titular o en una red social hacen cualquier cosa. Fue gente que se conoce del barrio Bicentenario de General Rodríguez. Son discusiones que pasan en los barrios”, relató y confirmó la presencia de L-Gante en la discusión pero no supo precisar si hubo armas de fuego. “Dicen que hubo un disparo. Yo la verdad ni vi un arma ni escuché disparos. Pero había muchos gritos de chicas, motos que pasan, como en todos los barrios”, detalló.