El Ministerio de Salud solicitó hoy “extremar cuidados ante la exposición de cianobacterias en aguas que durante la temporada de verano se usan comúnmente para refrescarse y constituyen una potencial amenaza para la salud ambiental y humana”.

El Ministerio de Salud solicitó este viernes “extremar cuidados ante la exposición de cianobacterias en aguas que durante la temporada de verano se usan comúnmente para refrescarse y constituyen una potencial amenaza para la salud ambiental y humana”.

La cartera sanitaria reportó su presencia en las costas del Río de La Plata, a la altura de Berisso y Ensenada; en el municipio de Tigre; en la laguna bonaerense Gómez, en Junín; en el lago San Roque, en Córdoba; en lagunas de Santa Fe como Juan de Garay, en Santo Tomé, y Setúbal, en la capital; y en el río Uruguay, a la altura de la provincia de Entre Ríos.

El Ministerio de Salud advirtió que estos microorganismos constituyen “una potencial amenaza para la salud ambiental y humana”. Pueden identificarse en por su color, ya que presentan una tonalidad azul verdosa, además el organismo sanitario explicó que las cianobacterias se nutren de la materia orgánica alojada en el agua y realizan fotosíntesis.

Las toxinas que liberan pueden provocar una amplia variedad de infecciones gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, de los oídos y de los ojos. En ese sentido, los síntomas más comunes son los siguientes:

Diarrea
Erupciones cutáneas
Dolor de oído
Tos e irritación ocular

exposición a las cianobacterias puede darse tanto por la ingesta de aguas contaminadas, como por la inhalación de los aerosoles que desprenden estas aguas.

También se indicó que “existe la posibilidad de infección si la persona que ingresa al agua presenta algún corte o herida abierta”, y que los grupos con mayor riesgo de contagio son los “niños, niñas, mujeres embarazadas y personas con el sistema inmunológico debilitado o que presenten algún problema de salud previo”.

Fuente: Perfil