El gobierno australiano tomó la decisión por «cuestiones sanitarias». Enfrenta una audiencia clave para terminar de definir su situación.

Cuando parecía que el tenista serbio Novak Djokovic sólo se concentraba en competir, el Gobierno de Australia anunció esta madrugada la cancelación del visado del número 1 del ranking mundial, por lo que deberá abandonar el país sin jugar el primer Grand Slam de la temporada.

Así lo informó el ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, quien argumentó la decisión «en la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración», basada en «razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público».

El juez que bloqueó la expulsión de Australia del tenista serbio Novak Djokovic programó una audiencia de emergencia este viernes, después de que el gobierno anulara de nuevo su visado.

En un breve comunicado de prensa, explicó que analizó «cuidadosamente» la información proporcionada por las partes, luego del juicio en el que, tras cinco días confinado en un hotel de refugiados en Melbourne, le admitieron el lunes pasado el ingreso con una exención sanitaria, por no estar vacunado contra el coronavirus.