Se reportó que China probó exitosamente un «sol artificial» bajo una temperatura superior a la del astro rey. Proyecto de 1.000 millones de dólares.

El gobierno chino probó exitosamente lo que se denomina el «sol artificial» y no es otra cosa que un súper poderoso reactor nuclear, que generaría una energía ilimitada, en momentos de fuerte demanda.

La agencia china Xinhua difundió que el proyecto EAST (Experimental Advanced Superconducting Tokamak) generó un «Sol artificial» que multiplicó por cinco la temperatura del astro rey, durante más de 17 minutos, con de 70 millones de grados.

El objetivo principal de este proyecto es «producir una energía limpia casi ilimitada, bajo la idea base de emular las reacciones que se producen de manera natural dentro de las estrellas».

El proyecto, que ya se acerca a los 1.000 millones de dólares de inversión y que seguirá experimentando hasta junio, se basa en un reactor de fusión nuclear. Aunque más peligrosa que las energías renovables, la fusión nuclear es para muchos la mejora definitiva de la inigualable energía nuclear de las centrales que ya conocemos. Eso sí, en ellas deberíamos hablar de fisión cuando aquí hablamos de fusión.

Los reactores de fusión no separan sino que fusionan nucleas atómicos creando una cantidad masiva de energía que, tras más años de investigación, se podría convertir en electricidad. Al contrario que la fisión, no genera residuos peligrosos y tampoco requiere combustibles fósiles. También, aseguran, existe un riesgo mucho menor de desastre ambiental.