Ambas están detenidas en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis y las autoridades desmintieron que hayan sufrido una golpiza.

Magdalena Esposito Valenti, la madre de Lucio Dupuy, y su novia Abigail Páez, acusadas por el crimen del nene de cinco años en La Pampa, se encuentran aisladas y separadas del resto de las detenidas en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis.

Desde el Ministerio de Seguridad descartaron las versiones que indicaban que habían sido golpeadas por las otras presas del penal.

“Si bien el ministerio de Seguridad no emitió ningún comunicado, el área de prensa desmintió la versión. Magdalena Esposito Valenti, la madre de Lucio Dupuy, y su novia Abigail Páez no fueron agredidas por las internas del Servicio Penitenciario Provincial I”, informó El Chorrillero de San Luis.

El examen forense habría constatado que el nene tenía heridas compatibles con una violación, además de politraumatismos como consecuencia de haber recibido golpes.

El niño ya había sido atendido por traumatismos varias veces entre diciembre de 2020 y marzo de 2021, pero no existió un seguimiento integral de esos antecedentes .

El abogado de la familia de Lucio consideró que se trató de un «homicidio por cuestión de odio al género» y que «la responsabilidad en el crimen de la madre y su pareja, son idénticas».