Impulsaron la separación de residuos en Colonia Santa Rosa y quieren formar una cooperativa de reciclado.

La Z de su nombre no es la del Zorro, aunque a su forma son justicieras, ni la de generación Z, a la que muchas pertenecen. Alude a “Zero”, cero en inglés, por “cero contaminación”. “También es la última letra del abecedario, porque ahora es nuestra última oportunidad para salvar el planeta. Nos queda muy poco tiempo para hacer cosas contra el calentamiento global”, declaró a TN Eliana Contino, una de las fundadoras del grupo salteño Eco-Z.

Detrás de las Eco-Z hay ocho jóvenes mujeres de Colonia Santa Rosa, en Salta, un pueblo de 22.000 habitantes del departamento de Orán.

Quiénes son las Eco-Z

Se trata de Eliana y su hermana Gimena Contino, Melisa Zazzarini, Geovana del Greco, Sofia Osuna, Cinthia Flores, Cecilia Figueroa y Yanina Torres.

No eran amigas de toda la vida sino que las une una misma preocupación por el ambiente y causas sociales, y las mismas ganas de “generar un impacto positivo en su pequeña ciudad” donde “no había una verdadera gestión de residuos”.

Las Eco-Z miden el crecimiento del proyecto en la cantidad de residuos que recuperan cada semana. Y el resultado salta a la vista: el galpón donde luego terminan de separar botellas, aluminio, papel, y cartón a basura ya está colmado, indicó Contino.

Cuando arrancaron el proyecto, usaban una pequeña camioneta y ahora la municipalidad les presta un tractor con un acoplado y a veces hasta tienen que hacer dos viajes.

Además, una vez por mes organizan “eco-canjes” que se hicieron muy populares en el pueblo. Entregan artesanías hechas con productos reciclados, plantines o dulces caseros a cambio de residuos que traen los vecinos.

Las chicas de Eco-Z también organizan charlas en escuelas y con vecinos sobre distintos temas ambientales, desde reforestación urbana hasta reciclado y economía circular