Según su relato, una luz fuerte la encegueció en su propio patio y apareció horas después. Por el shock solo puede comunicarse a través de la escritura.

Lo que se consideraba un típico caso de búsqueda de paradero se convirtió en un hecho que parece sacado de una película de ciencia ficción. En la localidad de Jacinto Arauz, La Pampa, una mujer que era intensamente buscada apareció a 60 kilómetros de donde vivía y asegura que fue arrastrada hasta allí por una luz.

La mujer de 55 años, cuya identidad se reserva, se encuentra internada, pero no presenta ningún tipo de daño físico, solo le realizaron estudios para determinar si recibió algún golpe interno. Además, perdió la capacidad de hablar y se comunica a través de la escritura.

La historia comenzó el martes 16 de noviembre a la noche, en el sur de Jacinto Arauz, cuando un hombre denunció la desaparición de su mujer. Casi 24 horas después, fue encontrada por una patrulla a 65 kilómetros de su hogar.

Cuando la mujer pudo comunicarse, escribió lo que vivió: se encontraba en su casa del campo, escuchó un ruido y salió al patio. Allí una luz fuerte la encegueció y lo siguiente que recuerda es aparecer donde fue encontrada.

Según informó el jefe policial de esa localidad, la búsqueda también presentó algunas peculiaridades: el teléfono de ella perdió conexión, los perros adiestrados que intentaban dar con el paradero de la mujer llegaban a 150 metro de la casa y regresaban, como si perdieran el rastro en ese radio.

Otro dato que complejiza la explicación es que, según los familiares de esta mujer, ella no podría haber caminado esa distancia, por su estado físico. De todos modos, el caso quedó en manos de la fiscalía de turno de General Acha. (Perfil)