«Deberían estar presos, incluida mi madre que va a la iglesia». La estrella del pop envió un video a sus seguidores en Instagram y aprovechó el espacio para dejar un mensaje alentador para ellos. También apuntó a sus padres y al «sistema corrupto» que castiga a las personas que solo quieren tener control sobre sus vidas.

Luego de que el pasado viernes 12 de noviembre la Corte Superior de Los Ángeles pusiera punto final a la tutela que controló la vida de Britney Spears por 13 años, la cantante se expresó desde Instagram para celebrar con sus seguidores este triunfo y agradecerles la creación del movimiento #FreeBritney.

Además, la princesa del pop usó ese espacio para hacer un guiño a Oprah Winfrey y para apuntar contra el «sistema corrupto» y sus padres: «Honestamente, todavía me sorprende todos los días cómo mi familia pudo hacer lo que me hizo… fue desmoralizante y degradante (…) Deberían estar en la cárcel. ¡Incluida mi mamá que va a la iglesia!», escribió Britney Spears.

La jueza Brenda Penny dispuso la libertad de la cantante, y consignó que pop no solo no estará atada a una tutela de su progenitor sino que no lo estará a ninguna persona, nadie tendrá control sobre actos tan simples como casarse o decidir tener más hijos (con su pareja actual, Sam Asghari).

La artista, que viene desde 2008 luchando para obtener la libertad que consiguió el viernes pasado, celebró en Instagram con sus seguidores de todo el mundo y les agradeció por crear el movimiento #FreeBritney: «Ustedes salvaron mi vida en un 100%, gracias chicos».

Britney abrió el video contando cómo es la experiencia de poder tener el control sobre sus ingresos y sus pertenencias: «Estoy agradecida por cada día en el que puedo tener las llaves de mi auto, ser independiente y sentirme como una mujer; poseer una tarjeta para ir al cajero automático, ver efectivo por primera vez en mi vida y poder comprar velas. Son pequeñas cosas, pero marcan una gran diferencia».

«Ojalá mi pequeña historia, mi historia, pueda impactar y generar un cambio en el sistema corrupto (…) Trabajé durante veinte años, trabajé mucho. Estoy acá para defender a las personas con discapacidades y enfermedades reales. Soy una mujer muy fuerte, así puedo imaginarme qué le hicieron a la gente», agregó la princesa del pop.

En la leyenda de su video, Britney dejó un mensaje para Oprah, como un posible guiño de que puede ser que pronto la veamos sentada con ella en una entrevista mano a mano: «¿Quién sabe?». La artista también utilizó este medio para dirigirse a sus progenitores: «Ni siquiera estoy mencionando todas las cosas malas que me hicieron por las que deberían estar en la cárcel … sí, ¡incluida mi madre que va a la iglesia! Estoy acostumbrada a mantener la paz en la familia y mantener la boca cerrada, pero no esta vez. No lo he olvidado y espero que puedan mirar hacia arriba esta noche y saber exactamente lo que quiero decir», concluyó.