Todo ocurrió en un departamento alquilado de Villa Celina. Fue el propietario quien llamó a la policía al descubrir los cadáveres.

En un departamento alquilado de Villa Celina, partido de La Matanza fueron encontrados tres cadáveres: el de un hombre de 29 años y el de sus dos hijas de tres años. La policía llegó al lugar alertada por el propietario que descubrió la terrible escena.

Avilio Martínez Collcaque se encontraba ahorcado en una de las habitaciones con una cuerda sujeta a la pared y en la otra estaban las dos niñas muertas, que habían sido estranguladas por su propio padre. Al lugar llegaron efectivos de la Comisaría séptima de esa jurisdicción, inmediatamente luego de recibir el llamado.

Según fuentes policiales las menores presentaban marcas de haber sido sofocadas con una soga. Con las primeras averiguaciones se supo que la familia vivía en el lugar desde hacía cinco meses y que la madre de las niñas se había ido a Perú hacía dos semanas, tras separarse de Avilio.

La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en homicidios, a cargo de Gastón Duplaá, y el hecho fue caratulado como “doble homicidio calificado por el vínculo y suicidio”.