La primera ministra del país, Jacinda Ardern, se mostró confiada en que las altas cifras de vacunación hagan que «cada caso de Covid-19 no provoque la ansiedad de un cierre repentino». Un 77% de la población por encima de los 12 años fue completamente inmunizada.

Nueva Zelanda registró más de 200 contagios de coronavirus diarios por primera vez desde el inicio de la pandemia, informaron las autoridades del país insular, uno de los más elogiados en el mundo por su estrategia para contener el virus.

De las 206 nuevas infecciones registradas en la última jornada, 200 fueron detectadas en la región de Auckland, la más habitada y motor económico del país.

Actualmente rigen en esa zona una serie de restricciones que está previsto que se relajen el lunes, lo que permitiría la reapertura de tiendas, museos y bibliotecas públicas -siempre con el uso de mascarillas y distancia social-, y aumentaría de 10 a 25 el número de personas que pueden participar en una reunión al aire libre, según el diario local NZ Herald.

Aun así, las autoridades temen que el descubrimiento de trazas del coronavirus en aguas residuales en las localidades de Gisborne y Napier, que de momento no está ligado a ningún caso conocido, pueda indicar la presencia de positivos sin detectar en estas comunidades de la Isla Norte.

La primera ministra del país, Jacinda Ardern, se mostró confiada en que las altas cifras de vacunación hagan que «cada caso de Covid-19 no provoque la ansiedad de un cierre repentino», en un discurso durante la conferencia del partido Laborista.