El kilo de helado artesanal sale en promedio 1150 pesos, más que la carne. Pero desde la Cámara del rubro sostienen que debería costar aún 20 por ciento más.

El presente del helado es un oxímoron. El precio de este manjar frío está al rojo vivo, en Rosario, «Capital del helado artesanal» desde que así lo dispuso el menemismo. El kilo en las heladerías artesanales cuesta en promedio 1.150 pesos, más que un kilo de asado, si bien, para ser serios en el análisis económico y no mezclar «peras con manzanas» hay que marcar la diferencia entre un producto no esencial y que requiere de muchos insumos para su elaboración y otro que es parte de la canasta básica.

De todos modos, sorprende que una salida tradicional como la de «tomar un helado» en esta ciudad, donde las bochas son mucho más generosas que en cualquier lugar del país y de más calidad, se haya vuelto casi privativa para los bolsillos de las familias numerosas.

Alertado ante el problema, el presidente de la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal CICHA y dueño de Bajo Cero, Ciro Cacciabue , le explica a La Capital que ese precio, aunque suene elevado, se quedó atrás y debería ser incluso un 20 por ciento más caro.

«Aún es barato. Primero hay que aclarar que no somos formadores de precio y elaboramos con productos básicos a precio dólar, como leche, crema y azúcar. Pero además, en diez meses, los insumos y la materia prima aumentaron en promedio un 57 por ciento y el costo del helado de enero ahora solo subió el 30 por ciento, menos que la inflación «, dijo Cacciabue antes de agregar que «aún quedan dos meses para las fiestas, donde aumenta la demanda y suben todavía más los precios».

Los precios del kilo artesanal van desde los 499 pesos de Cumbre Nevada (Pellegrini 1165), a los 750 pesos de Davina (3 de Febrero 1712), los 800 pesos de San Remo (de San Lorenzo 2200), pasando por 950 pesos de Copacabana (Urquiza 1702), los 1000 de Kiwi (Juan José Paso 7702) los 1050 pesos de Gelatería Italiana San Remo (Perón 3277), pasando por la mayoría que van de los 1150 a los 1200 pesos, alcanzando los 1300 pesos de Capitán Helado ( Jujuy 1901 y Alem 1097) Enola Gelato (Jujuy 2235) y superando también ese precio en casi muy pocos lugares.

Cacciabué habla en nombre de la cámara que nuclea a 60 heladerías artesanales, entre ellas la decana «Catania», de Avellaneda y 1499, propiedad de la familia Capitano, con un ex futbolista de Newell’s (Salvador Capitano) y un cantante contemporáneo de tango (Leonel Capitano) entre sus huestes gastronómicas.

El empresario agregó a la problemática otro dato que influiría en el precio actual: el de la cadetería o reparto a domicilio.

Fuente: La Capital