Se encuentran a 18 km de San Salvador de Jujuy y constituyen un lugar de paisajes únicos para disfrutar de aguas naturales a altas temperaturas. Son visitadas con fines turísticos y terapéuticos.

Emplazadas en la Quebrada de Reyes, las aguas termales están rodeadas de un encantador paisaje a una altura de 1300 metros sobre el nivel del mar.

Las Termas de Reyes están constituidas por aguas subterráneas de origen natural, que llegan a la superficie de la tierra con altas temperaturas. En las zonas de foto alcanzan los 120°C.

Algunos llegan al lugar con fines turísticos, pero también hay quienes lo hacen con fines terapéuticos, en especial para afecciones relacionadas con las articulaciones. En el caso especial de Termas de Reyes, sus aguas tienen una bajo grado de salinidad, son del tipo sulfatadas y bicarbonatadas sódicas. Ayudan a estimular eliminar toxinas, depurar la sangre y reactivar el metabolismo.

Para disfrutar de las aguas termales, se puede hacer uso de las piletas públicas al aire libre, abonando una entrada muy accesible para el publico en general; o bien, se puede optar por el servicio del Hotel, donde además de poder darse un baño termal, se puede tomar una sesión de masajes en boxes privados.

Un poco de historia

Se dice que en tiempos precolombinos el Curaca, jefe de los pueblos andinos, bajaba desde la actual población de Casabindo (ubicada a 130 km) para bañarse en las aguas sagradas de las Yungas, que curaban cuerpo y espíritu. Los conquistadores españoles bautizaron el lugar, entonces, como Termas de Reyes, y es el único centro termal con servicios que se encuentra rodeado de montañas verdes.

Cómo llegar

Para llegar desde San Salvador de Jujuy se debe transitar por la Ruta Nacional Nº 9 (autopista) hasta la altura de Los Molinos, bajar por la derecha e inmediatamente girar a la izquierda para pasar por abajo de la autopista y tomar la Ruta Provincial Nº 4. La misma pasa por Villa Jardín de Reyes, y llega al destino final. Son 18 km aproximadamente.

Fuente: Cadena 3