Con apenas 29 nuevos casos registrados, las autoridades resolvieron aislar al municipio de Lanzhou para evitar una mayor propagación del virus.

China impuso en las últimas horas un estricto confinamiento en la ciudad noroccidental de Lanzhou, de cuatro millones de habitantes, para contener un nuevo brote de coronavirus Covid-19 a tan solo 100 días del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín.

«Todas los vecindarios residenciales deben permanecer cerrados» y los desplazamientos estrictamente controlados, anunció el municipio luego de que China registrase el martes 29 contagios locales.

Aunque la cifra parece insignificante comparada con las de otros países, en China las autoridades redoblaron la vigilancia en momentos que el país se prepara para los Juegos Olímpicos de Invierno a partir de febrero de 2022.

Las autoridades de Lanzhou dijeron que «la entrada y salida de residentes» será controlada estrictamente y limitada a compras esenciales o atención médica.

Las nuevas reglas se suman a las órdenes estrictas de confinamiento impuestas a decenas de miles de personas en el norte de China, mientras que el acceso a sitios turísticos permanece restringido y los residentes recibieron aviso de no dejar la ciudad a menos que sea necesario.