Anoche también mataron a balazos a un joven de 20 años. Hasta el 10 de octubre, en lo que va del año se habían registrado 182 homicidios en la ciudad.

Entre la noche del viernes y la madrugada de hoy, en la ciudad santafesina se produjeron tres nuevos asesinatos perpetrados, de acuerdo a los primeros indicios, por sicarios. Un joven de 20 años, una mujer 40 y un ex jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys fueron las víctimas. A todos los acribillaron atacantes que están siendo buscados.

El primero de los homicidios ocurrió pasadas las 18 en las calles Miller y Uriarte. Nahuel Alejandro Maradona (20) fue baleado en esa esquina por dos personas que lo venían persiguiendo en moto. Mientras la Policía levantó del lugar del hecho al menos cinco vainas servidas, vecinos de la cuadra llevaron al joven al hospital Alberdi, pero al llegar la víctima ya estaba sin vida.

Por el momento no hay detenidos. Si bien no se descartaba ninguna hipótesis, por las características del crimen, los investigadores apuntaban a una venganza o ajuste de cuentas. El caso está en manos de la fiscal de la Unidad de Homicidios, Marisol Fabbro, quien ordenó peritar las vainas secuestradas y la toma de testimonios a vecinos de la zona y allegados a la víctima.

Una dos horas después del crimen de Maradona, se produjo otro en el sur de la ciudad rosarina. Cerca de las 20, Ángela Oviedo (40) se encontraba caminando por las calles Centeno y Rodríguez, en el barrio Itatí, cuando fue baleada por dos personas en moto que pasaban por el lugar y le dispararon sin mediar palabras, para luego darse a la fuga.

Oviedo fue herida en el tórax y en un hombro. La trasladaron de urgencia al hospital de Emergencias, donde finalmente murió poco después.

Horas más tarde, el barrio Itatí fue el escenario de un nuevo asesinato. En este caso la víctima fue Nelson “Chivo” Saravia (43), ex líder de la barra de Newell’s. En la madrugada de hoy, alrededor de las 2, cuatro delincuentes ingresaron a su casa de San Nicolás al 3700 y lo acribillaron. (Infobae)