Los candidatos de Juntos por el Cambio acusan al oficialismo de repartir plata con fines electorales.

En La Pampa se efectuaron numerosos cortes del servicio de gas a morosos y el ministerio de Desarrollo Social de esa provincia otorgó subsidios a los vecinos para que pudieran saldar sus deudas. Frente a esto, desde Juntos por el Cambio, denunciaron que se trataba de un acto proselitista que “viola la veda electoral”.

Por su parte desde el oficialismo ven que la chorrera de cortes podría tratarse de una “operación”, por ocurrir pocos días antes de las elecciones. “Hay una mano negra y (los opositores) nos estaban esperando. Sugestivamente empezaron a intimar o directamente cortar los servicios de gas y la gente está desesperada. No podemos no atender esa situación de emergencia”, señalaron a Diario Textual desde Casa de Gobierno.

Ante las enormes colas de pampeanos en una oficina de Desarrollo Social, para recibir un beneficio económico, los candidatos Daniel Kroneberger y Martín Maquieyra, de Juntos por el Cambio, denunciaron que se estaba violando la veda. “En distintos puntos de La Pampa se ven largas colas para usar fondos públicos con fines electorales”, dijo Kroneberger al medio pampeano.

“El Gobierno Kirchnerista es el responsable de la inflación, que se va a agravar por la emisión descontrolada del plan ‘platita’. La política de precios controlados es garantía de fracaso. El único objetivo del Gobierno es remontar la derrota electoral sin medir consecuencias”, advirtió Kroneberger.

“Es una vergüenza que La Pampa se haya adherido al Plan Platita. Están desesperados por conseguir los votos y piensan que de esa manera los pampeanos vamos a ceder”, insistió por su parte Maquieyra.

Desde Desarrollo Social lo que hacen es abrir un expediente a quien se acerca con su pedido de ayuda, se les abre un expediente y deben acreditar que adeudan servicios. Una vez que se constata que necesitan el subsidio reciben una suma de entre 5 mil y 10 mil pesos.