Con los nuevos equipamientos que fueron llegando, la provincia va a tener una capacidad de extracción de material vegetal de 80 mil kilos anuales a un ritmo de procesamiento entre 35 y 45 kilos por hora, mientras que en la actualidad procesa dos kilos por hora.

El gobierno de Jujuy inauguró este martes el primer Complejo de Biotecnología del país aplicado a la investigación, al desarrollo y a la producción pública de cannabis medicinal, un establecimiento poscosecha de 4.200 metros cuadrados ubicado en la Finca El Pongo, donde hace casi un mes comenzó a fabricarse el aceite de cannabis de grado farmacéutico.

De esta manera, con este nuevo salto que da la provincia a través de la empresa Cannava S.E., Jujuy se convierte en el primer productor de cannabis medicinal en toda Latinoamérica, y se propone incrementar la superficie cultivada hasta 2 mil hectáreas en los próximos años.

«Estamos sentando las bases de una nueva industria para un nuevo desarrollo científico y tecnológico que tiene como columna vertebral la salud, curar a las personas», dijo este martes el gobernador Gerardo Morales en la inauguración del complejo en compañía del vicegobernador, Carlos Haquim, y el ministro de Salud local, Gustavo Bouhid.

Tras un recorrido que realizó por las instalaciones, desde el área de cultivo hasta el proceso industrial de laboratorio y el etiquetado de los frascos, las autoridades resaltaron la calidad del producto final que cumple todas las normas de trazabilidad. «Comenzamos con un laboratorio piloto, hoy inauguramos un complejo mucho más importante que nos lleva a la producción a escala industrial», expresó el mandatario jujeño.

Actualmente, el complejo tiene una capacidad para la producción de 135 hectáreas, pero se proyecta seguir mejorando la planta de secado, de almacenamiento y también en la parte de laboratorio para ampliar la capacidad procesamiento y cultivo.