Los expertos estiman que continuará expulsando lava hasta por 84 días más. Los bomberos trabajan contrarreloj para proteger los pueblos cercanos.

El nuevo volcán de La Palma, en las Canarias, que ya destruyó 320 edificios y cubrió 154 hectáreas de terreno, podría seguir expulsando lava hasta noviembre, según las previsiones del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), en España.

La erupción del volcán, que comenzó a expulsar fuego el pasado domingo, podría oscilar entre 24 y 84 días.

La lava continúa su camino hacia el mar, con una altura de 12 metros y a una velocidad de 200 metros por hora, y ha dejado ya 154 hectáreas de terreno sepultadas.

El volcán está emitiendo cada día entre 6.000 y 11.000 toneladas de dióxido de azufre. Está previsto que Felipe VI se traslade el jueves a La Palma. La lava expulsada por el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma (Canarias) ya destruyó 320 edificios y cubrió 154 hectáreas de terreno, según datos actualizados del sistema europeo Copérnico.

El vulcanólogo David Calvo, en enlace con la televisión pública española TVE desde la zona de la erupción, dijo que cerca del volcán hay «explosiones impresionantes» de «burbujas de lava» y una «lluvia de cenizas».

Medios locales relatan que los bomberos están haciendo desesperados intentos por preparar un surco en el suelo para evitar que el material volcánico abrume por completo el núcleo urbano de Todoque, que cuenta con unos 1.300 habitantes, que ya fueron evacuados.