«Una prueba piloto hasta ver cómo se desarrolla cada fin de semana». Con esas palabras, el secretario de Prensa de la Municipalidad de Río Tercero, Emiliano Afara, oficializó el regreso de los boliches a la ciudad que permitirá el regreso de la actividad tras más de un año y medio de parate obligado por la pandemia

En un diálogo con Cadena 3, el funcionario riotercerense señaló que la decisión se tomó a partir de la baja de casos y de testeos positivos debido al avance del plan de vacunación en la ciudad.

Por lo menos en un comienzo, el funcionamiento se permitirá con un aforo del 50%. También se tomará la temperatura en el ingreso de cada uno de los locales y se exigirá el certificado de vacunación.

Los locales también deberán garantizar espacios con ventilación a partir del uso de extractores.

Desde el Gobierno municipal entienden que el avance en la flexibilización de las restricciones para el funcionamiento del sector permitirá paulatinamente ir haciéndole frente a uno de los mayores problemas que las políticas sanitarias basadas en el aislamiento generaron a lo largo de toda la pandemia: las fiestas clandestinas. 

Siguiendo esa misma lógica, semanas atrás Río Tercero había habilitado también el funcionamiento de los salones de fiesta hasta las 5 de la mañana.

Fuente: La Nueva Mañana